La escuela “Carlos Pereyra” nace en septiembre de 1942 en la ciudad de Torreón
Coahuila, como resultado del interés de un grupo de estudiantes que junto con el
Lic. Isaac Guzmán Valdivia, deseaban una educación esmerada, acorde a su manera
de ser y llena de los más altos valores.

Existía entonces una preparatoria, pero con ideología poco compatible con la de este grupo de jóvenes entusiastas que formaban la Unión Nacional de Estudiantes Católicos (UNEC), y que estaban por concluir sus estudios de secundaria. Esta asociación tenía sede en la ciudad de México, D.F. y orientación totalmente jesuítica. El asesor en la Comarca Lagunera era el P. Leobardo Fernández S.J., quien estaba a cargo de la entonces Parroquia del Carmen. Era un hombre extraordinario, quien mantenía una relación profunda con sus alumnos, quienes le llamaban con cariño “tío Leo”.

Los integrantes de la UNEC y el P. Fernández comunicaron al Sr. Alberto E. Rodríguez, entonces gerente del Banco de México, el proyecto educativo que aspiraban integrar. Comenzaron a surgir las ideas, los planes y las propuestas que darían como resultado que en 1942 se solicitara a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la incorporación de la Escuela. En agosto de ese año, se autorizó formalmente el funcionamiento de la Preparatoria Carlos Pereyra.

El 2 de septiembre del mismo año se inician las clases con los bachilleratos de Derecho y Ciencias Sociales, Físico-Químico y Físico-Matemático.

Se carecía de instalaciones propias y se consiguió en arrendamiento una sección del edificio que ocupaba la Escuela Secundaria del Estado “Venustiano Carranza”. A partir del segundo año de labores docentes, la escuela tomó en arrendamiento una casa particular ubicada en la Ave. Morelos 406 al oriente de la ciudad.

Cabe mencionar que, sin el apoyo moral, laboral y económico de infinidad de personas, no hubiera sido posible emprender una obra con tal magnitud y trascendencia social, ya que los planes no se limitaron a la formación de una preparatoria, sino que se emprendió un proyecto más ambicioso: formar una escuela que comprendiera todos los niveles, desde preescolar hasta preparatoria.

Desde entonces se notó la presencia de una agrupación multisecular que con el tiempo llegaría a ser quien se encargara de orientar, encauzar y dirigir el quehacer educativo de la escuela: La Compañía de Jesús.

El Lic. Guzmán Valdivia escogió el nombre de “Carlos Pereyra”, porque sentía una gran admiración por el historiador hispanista Carlos Pereyra, originario de Saltillo, Coahuila.

El lema de la Pereyra es “Alabanza al que lucha” y su escudo oficial está inspirado en el mismo que la Compañía de Jesús utiliza alrededor del mundo en todos sus servicios educativos.

Han estado al frente de esta misión educativa las siguientes personas:

1942 - 1944

Lic. Isaac Guzmán Valdivia

1944 - 1949

Lic. Rodolfo Guzmán Treviño

1949 - 1952

Lic. Jorge Sánchez Cigala

1952 - 1954

P. Leobardo Fernández, S.J.

1954 - 1960

P. Heriberto Navarrete Flores, S.J.

1960 - 1965

P. Luis Ochoa Gómez, S.J.

1965 - 1966

P. Guillermo Cortés Figueroa, J.P.

1966 - 1970

P. Román Navarro Herrera, J.P.

1970

P. Gabriel Farías Martínez, S.J.

1970 - 1976

P. Jacobo Blanco, S.J.

1976 - 1983

P. Rafael Lazcano Fernández, S.J.

1983 - 1989

P. Javier Cadena Feuchter, S.J.

1989 - 1995

P. Manuel Torres Colunga, S.J.

1995 - 2000

P. Victor Verdín Jiménez, S.J.

2000 - 2001

P. Hernán Villarreal Junco, S.J

2002 - 2008

P. Alejandro Treviño Noyé, S.J.

2008 - 2014

P. Felipe Espinosa Torres, S.J.

2014 - 2021

Mtro. Armando Mercado Hernández